CONTRAINDICACIONES DEL KÉFIR » Precauciones al consumir

A pesar de todas las bondades y beneficios que presenta esta bebida fermentada también tiene algunas contraindicaciones o efectos secundarios, que vale la pena revisar.

Uno de los grandes problemas que puede existir es que los Kéfir que se fabrican en casa muchas veces resultan ser altamente concentrados y un poco más dañinos que los que se venden en tiendas especializadas.

Personas sensibles al kéfir

Es probable que personas que son muy sensibles en su estómago puedan tener algunas reacciones con el kéfir, entre las que destacan diarrea, hinchazón abdominal y otro tipo de malestar estomacal que quizás se presente. Todo esto puede ser por la falta de costumbre de utilizar este producto y es un mal que se cura fácilmente, al retirar el alimento de tu dieta diaria ya se debe notar una mejoría inmediata.

Es importante comprender que para consumir este producto con regularidad debemos permitir que el organismo se adapte, por lo tanto al principio es muy probable que se presenten síntomas como flatulencias, diarrea o cólicos, todos estos son normales si tomamos en cuenta que con el tiempo deben desaparecer, caso contrario debemos suspender su consumo inmediatamente.

Personas que han padecido candidiasis

La candidiasis es conocida como una infección o inflamación vaginal, quienes han sufrido de esta es probable que no les caiga bien el consumo de kéfir. Recordemos que este producto contiene levaduras a las cuales estas personas pueden ser sensibles.

Por otro lado no es solamente los que han sufrido candidiasis solamente, sino que es probable que afecte a quienes hayan tenido algún tipo de infección por hongos o levaduras. 

Personas que tienen tratamiento con inmunodepresores

Quienes consumen este tipo de medicamentos y a la vez comienzan a tomar dosis de kéfir, es probable que corran riesgo de contraer más fácilmente algunas infecciones. Por lo tanto se recomienda no combinarlos y seguir con su tratamiento original.

Otras contraindicaciones que tiene el kéfir

Otras prevenciones por extrañas que parezcan y que pueden existir es con aquellas personas que sufren de intolerancia a la caseína, que es un proteína que normalmente tiene la leche, pero que en este caso el kéfir también la contiene.

Por cierto que estos granos de kéfir son especiales para reforzar nuestro sistema inmunitario, pero cuando encuentra personas con este tipo de sistemas muy débiles, lo que hace es contraatacar y los pone más propensos para sufrir algunas infecciones. En este sentido el kéfir puede tener algunas debilidades en aquellas personas que sufren de SIDA, por eso antes de consumirlo quien tenga esta enfermedad de haber hacer la consulta respectiva a su médico tratante.

También es probable que el consumo de este probiótico pueda afectar la coagulación de la sangre, así que si se toma algún medicamento relacionado con este mal es preferible limitar su uso.

Todas estas contraindicaciones no son mayores realmente, las personas deben optar por acudir a su médico antes de iniciar el consumo del kéfir, sobre todo para que le recomiende una dosis acorde con su caso y la frecuencia en que deben tomarlo.

A tomar en cuenta

Por otro lado es casi obligatorio que si niños menores de 5 años van a consumir este producto, deben consultarlo directamente con su pediatra. Aunque no existe ningún tipo de contraindicación con estos, realmente se hace como una medida prevención y seguridad.

Finalmente debemos decir que el uso abusivo de este producto también puede causar algunos malestares estomacales, es preferible que la dosis que consume se limite a unos 170 ml diarios ya se encuentra habituado a este probiótico, si se está iniciando en el mismo es preferible que beba un promedio de 100 ml diarios.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…