RECETA DE KÉFIR CASERO » Fácil, rápido y beneficioso

Conoce la receta de kéfir casero y disfruta de este rico yogur búlgaro en la comodidad de tu hogar. es fácil, rápido y económico. Lo mejor, es que puedes guardar un poco y reproducirlo en un medio de cultivo ideal. Aquí te compartiremos todos los datos que necesitas saber al momento de preparar esta rica receta. 

Consideraciones para preparar la receta de kéfir casero

Los gránulos de kéfir se pueden encontrar en los supermercados, pero la mayoría de las personas lo cultivan en sus hogares o los intercambian con amigos. Para realizar el kéfir casero este se debe almacenar en un recipiente con leche o agua azucarada, no usar materiales metálicos y tapar el recipiente con gasa o papel de manera que no entre en contacto con hormigas ni moscas. Y, muy importante, mantener limpia la zona en que se va a elaborar el kéfir.

Ventajas de la receta de kéfir casero

El kéfir tiene múltiples beneficios para la salud, es por ellos que su consumo va en aumento, aquí te decimos algunos de ellos:

Elimina el estreñimiento

Facilita el proceso digestivo y contribuye con la eliminación del estreñimiento, debido a que ayuda a regenerar la flora intestinal.

Protege el estómago e intestino

Una de las propiedades del kéfir es la regeneración de la mucosa del estómago, ayudando a solventar las enfermedades intestinales.

Antialérgico 

El kéfir tiene propiedades antiinflamatorias, lo cual contribuye a eliminar los síntomas de las alergias.

Cálculos renales

Es utilizado para disolver piedras en la vesícula y tratar cálculos renales.

Disminución del déficit de atención e hiperactividad

Ayuda a regular el sistema nervioso, mejorando la concentración y la atención.

Fuente de proteínas y vitaminas

El kéfir de leche es rico no solamente en bacterias benéficas, sino también en vitamina B12, calcio y principalmente de proteínas.

Previene el envejecimiento de la piel y promueve su regeneración. 

El consumo trae gran beneficio a la piel, permitiendo que tenga una apariencia rejuvenecida y disminuye la aparición de arrugas y acné. No solamente se pueden obtener resultados para la piel tras su consumo, también se puede usar de manera natural, es decir, frotando los gránulos sobre el área afectada, dejando actuar durante la noche.

Eliminación de toxinas

Ayuda a la eliminación de toxinas externas e internas, como el alcohol y metales pesados.

Bajar de peso

El kéfir contiene muchos probióticos, los cuales ayudan a acelerar el metabolismo. Esto ayuda a que se aumente la pérdida de grasa corporal, estos beneficios han sido una de las principales causas para el aumento del consumo del kéfir.

Como se puede apreciar sus beneficios son muchos, y es utilizado también para mejorar la apariencia del cabello, favorecer la fertilidad, eliminar el mal olor de la boca o el mal aliento, como ayudante en la formación de los huesos y en la prevención del cáncer.

¿Cómo preparar la receta de kéfir casero?

Ingredientes

Los ingredientes para hacer un kéfir de leche, son muy pocos y fáciles de obtener:

  •  Nódulos de kéfir de leche (3 cucharadas)
  •  1 litro de leche entera
  • Agua sin cloro (hiervela y déjala enfriar)

Herramientas

  •  Envase o recipiente de vidrio
  •  Colador no metálico
  • -Tarro, recipiente de barro o fermentador con tapa.

Preparación.

1- Colocar 1 litro de leche entera en el fermentador

2- Añadir 3 cucharadas de nódulos de kéfir

3- Remover suavemente

4- Cerrar el envase

5- Dejar reposar por 12 a 24 horas, en un lugar oscuro, seco y fresco

6- Pasada las horas, filtrar con el colador sobre el recipiente de vidrio, separando los nódulos del líquido.

7- Limpiar los nódulos con agua (sin cloro), guardarlos o empezar nuevamente la mezcla.

El líquido es lo que consumirás, es tu kéfir de leche ya fermentado y colado. Lo puedes consumir inmediatamente o mantenerlo en la nevera para consumirlo posteriormente. Puedes consumirlo en ayuna, antes de las comidas o antes de dormir. 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…